Vicente Fernández – Hermoso Cariño (Letra Y Video Oficial)

0

Vicente Fernández Hermoso Cariño

Hermoso cariño
hermoso cariño
que Dios me ha mandado
a ser destinado, nomás para mí

Precioso regalo
precioso regalo
del cielo ha llegado
y que me ha colmado de dicha y amor

Hermoso cariño
hermoso cariño
ya estoy como un niño
con nuevo juguete contento y feliz

No puedo evitarlo
y quiero gritarlo
hermoso cariño
que Dios ha mandado nomás para mí

Hermoso cariño
hermoso cariño
ya estoy como un niño
con nuevo juguete contento y feliz

No puedo evitarlo
y quiero gritarlo
hermoso cariño
que Dios ha mandado nomás para mí.

 

Vicente Fernández

Cantante mexicano, último de los intérpretes míticos de la canción ranchera. Este género romántico y sentimental, cuyos orígenes se remontan al siglo XIX y que tuvo su cuna en el estado de Jalisco, conoció gran difusión a partir de los años 30 y 40 del siglo XX de la mano de los mariachis, conjuntos musicales de atuendo y repertorio tradicionales que incursionaron con éxito en la radio y en el cine y cobraron un inmensa popularidad.

Consolidada y convertida en la música nacional mexicana por excelencia tanto en el propio país como en el extranjero, la ranchera vivió su periodo áureo en los años 50, época a la que pertenece su mejor compositor e intérprete: José Alfredo Jiménez. Cuando Jiménez falleció a principios de los 70, el gran Vicente Fernández tomó el relevo para vivificar el género y evitar lo que parecía el inicio de un franco declive. Canciones como: “Volver, Volver” (1972) hicieron de él un ídolo y una referencia indiscutible, y su prolífica actividad concertística y discográfica lo mantendría en lo más alto del panorama musical nacional durante décadas.

Vicente Fernández Gómez nació el 17 de febrero de 1940 en la localidad mexicana de Huentitán El Alto, en tierras de Jalisco. Su familia era de clase humilde y desde muy niño se vio obligado a trabajar en diferentes oficios para ganar algo de dinero y poder sobrevivir dignamente. Nada en sus orígenes ni ancestros hacia presagiar que con los años se le conocería como “El Charro De Huentitán” y recibiría de sus admiradores calificativos tan elogiosos como “El Rey De La Canción Ranchera”.

Hay quienes hacen música y la interpretan; yo solo escribo para ella. Mi ritmo de vida es variado, por eso siempre ando cantando. Ya lo dijo Octavio Paz: "Escribo para que la muerte no tenga la última palabra".

Dejar un Comentario

*