Vaya cumbión con Los Socios del Ritmo

0

Por: Don Filemón

¡Qué pasó mi plebe! ¡Cómo andan jijos del mais! Me imagino que así bien inflados por los estragos del maratón Guadalupe-Reyes –¿a poco no?- cuídense pelao’s la salu’ es primero.

Ya cantó el gallo y ustedes dormidos en sus laureles, ¿pos cómo? En este jale no hay que manejar dormidos canijos.

Me da gusto saludarlos nuevamente, aquí con las pilas al millón, porque al 100 cualquiera; hoy amaneció con un gustacho y amor a la vida –aunque me escuche medio romántico- y no es pa’ menos: suena el gallo, te das un regaderazo de agua fría –como Dios manda- te vistes, vas a la mesa a tomar tu café, enciendes la radio y “hoy nomás ese cumbión” con Los Socios del Ritmo.

Grupazo de muchos años, si recuerdo cuando éramos unos pelados iniciando en el mundo cuando comenzaron a echar peligro estos muchachones, en varias ocasiones me tocó verlos varias ocasiones en la Ciudad de México, súper trajeados y bien elegantes.

He de confesar que soy de campo y que me gusta la música ranchera, pero uno también tiene sentimientos y que me gusta la buena música para bailar y para eso siempre me pongo alegre con Los Socios del Ritmo.

Es que recuerdo cuando me fui a estudiar a la Ciudad de México, uno chavo y con olor a fiesta, siempre me encontraba a Luis Antonio y Jorge Alberto Ruiz Pinzón con todos los músicos en los mejores lugares, picando piedra; hicimos muy buena amistad con estos muchachos que venían de Campeche.

El camino de la vida les fue sonriendo, abrieron puertas inimaginables en aquellos tiempos: Siempre en Domingo, contrato con importante disquera, giras internacionales, vaya, fueron el grupo del momento; no había fiesta que no tocara un tema de Los Socios del Ritmo, así de claro pela’o.

Hace un par de meses tuve la suerte de encontrar al grupo en el Aeropuerto de la Ciudad de México, ya con varios integrantes nuevos, algunos permanecen y siguen igual de alegres desde el día que los conocí.

Cuál fue mi sorpresa, me obsequiaron un disco, de éxitos con grabaron con grupos del momento y vocalistas mamalones como mi buen amigo Mimoso.

A principios de enero me reventé la película de Roma en eso del neyflis con mis nietos, hasta en esa película se escuchaban estos campechanos canijos ¡no les digo que andan en todo pues!

Gustazo me dio verlos en el aeropuerto, siguen chambeando, no paran estos canijos; he de confesar que durante muchos años estuve renuente a esto de las computadoras, hasta apenas el 2018 que tuve que meterme a esto por estos menesteres de La Gorda.

Sobre este asunto de las computadoras, mis amigos de Los Socios del Ritmo sacaron un temazo buenísimo, “Amor De Internet”, que en el nuevo disco se echan con Daniel Gutiérrez, les quedó mamalón, de hecho es el que estoy escuchando en la radio.

Hay se los encargo.

¡Arre!

Búsquele ahí en redes a Don Filemón, échele dedito arriba.
Facebook: Don Filemón
Twitter: @donfilemon_ofi

Conoce a Don Filemón

Es el mayor de nuestros colaboradores; respetable, pícaro pero muy pulcro. Hombre surgido en las entrañas del campo, hoy es un gran hacendado. Gusta de los viajes y hacer amigos. Apasionado de la música grupera y el buen tequila. Auténtico hombre de familia, cuyo único temor se encuentra en casa en la figura de su señora.

Texana impecable, siempre viste camisa a cuadros, bigote al puro estilo de Emiliano Zapata y pantalones vaqueros.

Con orgullo edito, redacto y creo noticias e información sobre el género Regional Mexicano en SAPS Grupero, La Revista Digital. Hay quienes hacen música y la interpretan; yo solo escribo para ella. Ya lo dijo Octavio Paz: "Escribo para que la muerte no tenga la última palabra".

Deja una respuesta