Ingrid Lazper presenta a: Leandro Ríos en “La Esencia Detrás de La Estrella”

LA ESENCIA DETRÁS DE LA ESTRELLA por Ingrid Lazper

Por: Ingrid Lazper

“UN RANCHERO EN LA CIUDAD“ QUE A TODO GALOPE SE HACE PRESENTE EN LA ESCENA MUSICAL CON NUEVOS BRÍOS, COMO ESTANDARTE LAS “RAÍCES” DE UN HOMBRE SENCILLO QUE HA CULTIVADO UN SUEÑO BAJO EL SON DE SU ALMA NORTEÑA… ESTA ES LA ESENCIA DETRÁS DE LA ESTRELLA DE LEANDRO RÍOS.

Quiero que hagamos un ejercicio Leandro y cierres los ojos y que los recuerdos sean tu pasaporte con destino final : “Los Ramones” Nuevo León, esa tierra que te vio nacer y que te llena el alma de orgullo ¿Qué ves ahí? ¿Quiénes están a tu alrededor? ¿Qué sensaciones llegan? ¿A qué huele? …

LR: ¡Híjole! Veo mi vida plena, si tuviera que pensar en alguien sería en mi padre me llega su recuerdo, aún conservamos algunos tejabanes donde desde muy niño escuchábamos música, tenemos algunos animales, cuidados por mis primos, estar ahí es ordeñar las vacas, despertar temprano, hacer el queso, poner los frijoles en el jarro es comer ¡tiempo real! Y ahí voy a retroalimentarme a recordar de dónde vengo, a recargar energía, sigue esa casita donde nací, siento cosas inexplicables con palabras simplemente esencia, y huele a sueños, a vida, a naturaleza y a recuerdos.

Hablabas de aquellos tejabanes en donde pasaban las tardes tu padre y tú escuchando música ¿Qué éxitos, qué clasícos rancheritos resonaban en esos atardeceres?

Ingrid Lazper y Leandro RíosLR: ¡Uy! A mi padre yo le decía que era desafinado hasta para hablar pero me dejó una gran escuela, lo recuerdo por ejemplo escuchando “Alma Enamorada” o las “Cuatro Espadas” de los Alegres de Terán, y ¡Tantas de Cadetes!, de hecho fue con Los Cadetes que yo me enseñé a trabajar en esto…

Platícame la historia…

LR: A los 4 años me subía con ellos a cantar: “Quiero Hablar Contigo”, “Llévale esta carta a Esther” y “Lamberto Quintero”, esas tres canciones eran mi repertorio, mi papá sabía que lo mío no era estudiar, él les decía: “No es burro pero me salió medio flojón para la escuela dice que le gusta la música así que quiero que se vaya enterando de cómo es”. A los 13 años llego yo listo para el escenario, con el sombrero bien planchado, mi camisa de show, pero me mandaron en el camión de los cargadores y ya que iban a empezar mi padrino Rosendo Cantú me dijo: “Ahora sí cámbiese para que se ponga a trabajar” y le respondí: “Es que no traigo otra ropa” – ¿Cómo, pensaste que venías de “chulo” – y pues así aprendí muchas cosas, trabajé en varias agrupaciones, de cargador, staff, coordinador, manager, y de ahí volteo y ya son veinte años en la música, ocho cantando…

Pero no ha sido un camino fácil, mi padre no quería que me dedicara a esto cuando estaba cerca de grabar y comenzar el sueño me mandó a tres amigos, los dos primeros me citaron para comer y me trataron de convencer de hacer algún negocio ajeno a la música, ¡con el riesgo de que aceptara porque le había echado a perder 5 negocios al viejo!, y el tercero llegó con un cheque en blanco, me lo dio y me dijo: “Tu pon la cifra pero con la condición de que no cantes, te lo manda tu padre”, tomé el cheque lo rompí se lo devolví y le dije ¡muchas gracias! Tiempo después en una plática me confesó que ese hecho le hizo saber que este era mi sueño, pero me hizo consciente de lo difícil que era mi carrera: intereses, amistades tóxicas, envidias, literalmente me dijo: “¡Te vas a meter entre las patas de los caballos!”.

Sé que la pérdida de tu papá ha sido uno de los episodios más difíciles de tu vida…

Leandro RíosLR: Desafortunadamente mi padre hace 3 años se me adelantó en el camino, y unos días antes tuvimos una plática que hoy sé que fue su despedida, como decimos ¡me desmenuzó la pechuga!, Me abrió los ojos de muchas cosas que no hubiera podido resolver en estos años si no hubiéramos tenido esa conversación. Me dejó como legado 5 consejos: “Mantener siempre la humildad; ser auténtico y no buscar ningún personaje, porque ¡un personaje tiene vigencia, tu esencia no muere hasta que tú te vas; ama a quien te ama en las buenas y malas que es tu familia; se agradecido con Dios, la vida y el público porque por ellos lograrás tu sueño; y nunca olvides tus raíces” Mi papá es mi superhéroe el que no me falló en ningún capítulo de la historia, siempre me cumplió lo que me prometió”.

Y estoy segura que en donde quiera que esté se sentirá muy contento pues eso es lo que percibo al escucharte dentro y fuera del escenario… Sé también porque una vez me lo contaste que precisamente el mote de “El Penco” se quedó por tu padre…

LR: Así es, cuando estábamos en el rancho siempre que despertaba preguntaba ¿cómo amaneció El Penco? Cuando tenía unos 4 años y mi respuesta era: “listo pa´relinchar” y fue un juego que duró años porque él nunca dejó de ser niño, hasta los 59 años que se fue…

¿Qué fue lo que pasó con tu papá?

LR: Un infarto, él tenía diabetes y me llamaron en la madrugada para decirme que había tenido un accidente… fuimos al hospital, yo fui el último que aún lo vi con vida. Dos paros, el tercero ya no lo resistió, fue muy repentino, todavía en la mañana me dijo: “Tu madre hizo caldo de res y es imperdonable no comerlo juntos”, incluso platicamos que estaba buscando una frase que poner además de Leandro Ríos, y me respondió: el tiempo te va a dar la respuesta, y tras lo sucedido no dudé en que fuera precisamente “El Penco”, es como ponerlo arriba de mí en cada circunstancia para honrarlo y porque es el que cuida mis pasos.

¿Qué sientes ahora cuando cantas “Mi Viejo, Mi Amigo”?

Leandro RíosLR: Entro como una burbuja en el escenario, se llena mi alma, mi papá siempre me quiso escuchar con banda, es mi forma de decirle a la gente que si tienen a su padre con vida que las cosas materiales se quedan aquí, se acaban, pero las palabras, los momentos, los sentimientos persisten, yo daría lo que fuera, todo lo que tengo si pudiera tenerlo de nuevo un segundo para decirle cuánto lo amo y cuánto me hace falta… es una herida que no sana, pero se aprende a vivir con eso. Y le grabé también un tema que se llama “Yo lo vi caminando” para cumplir con mi tarea….

Volviendo a la parte musical, sé que eres fan del “Piporro” y siento que tanto él como Chalino Sánchez marcaron muchas generaciones por ese estilo tan único…

LR: Soy fan de los dos, en el caso de “Piporro” me encantaba por ser un personaje tan versátil que no ocupaba más que un humor blanco para hacer reír, en el caso de Chalino, es un hombre que nadie lo dobla, fuerte con una presencia que te hacía sentir chiquito, tantos corridos, tantas historias que nos dejaron, en este disco de “Raíces” canto “Nieve de Enero” y en vivo canto varias de su repertorio, y en el caso de Piporro pues el homenaje con el cd “Piporreando”, llegar a mi casa Remex con la familia Chávez, para mi fue maravilloso pues en otras disqueras no me dejaban grabar cosas así pues me decían que era música para viejitos …

Tienes en este álbum muchas fusiones de talento: “Apenas te Fuiste Ayer” con Don Raúl Hernández, ¿qué se siente? Pues me imagino que lo veías en los bailes, en televisión y ahora te toca trabajar con él?

LR: Yo siempre he admirado la carrera tanto de Los Tigres del Norte como de Raúl por separado, yo quise grabar ese tema porque me llegaba desde muy chiquillo, estaba en Texcoco y de repente me llaman para decirme que el señor iba a grabar el tema y yo me enojé, hasta que me dijeron ¡no estás entendiendo lo va a grabar contigo! ¡No pues yo quería agarrar el caballo para irme a todo galope a Monterrey! Me puse muy nervioso, no podía romper la barrera la admiración, y él me ayudó con palabras muy gratas: “Somos amigos, músicos, me gustó mucho como quedó”, y ahí me relajé, nos tomamos unos tequilitas, y me dediqué a aprender…. y ya después conocí a Los Tigres en un evento rockero en Monterrey donde colaboré con Pliego de Kinky y mis respetos para cada uno de ellos me sentí en familia como si fuéramos amigos de toda la vida…

Llega a tu vida un tema fantástico que hiciste a dueto con Pancho Uresti: “Debajo del Sombrero”, si fuera un sombrero de mago y pudieras sacar de ahí una voz ¿qué voz sacarías?

Leandro RíosLR: Yo admiro muchas voces, arrabaleras, finas, altas, bajas, pero pediría simplemente una voz sana y que cuadre con mi personalidad que vaya de acuerdo a mi esencia y con la que pueda dejar un legado y que al escucharla la juventud que venga detrás de mí como lo hago yo no deje morir nunca la música norteña. Este tema es un traje hecho a la medida que si te soy sincero llegó en el tiempo perfecto pues si hubiera llegado a mí antes no la hubiera aprovechado, es el tema que yo buscaba y esperaba…

Otro tema “Tengo Miedo” con Ramiro Cavazos, ¿De qué tiene miedo Leandro Ríos?

LR: No te puedo decir que “fui” miedoso porque siempre existe inseguridad, pero antes tenía mucho más miedo, soy una persona que en varios aspectos de mi vida me ha ido muy mal, he pasado por vicios pero me fui dando cuenta de a qué venía en la vida, lo más difícil de encontrar es la paz interna cuando la encontré me sentí en conexión directa al cielo y hoy ya no tengo miedo de que no me pasen las cosas, aprendí a esperar, a escuchar y no rogar, no hacer más de lo que está en mis manos y dar lo que tengo, sólo tengo miedo de no cumplir…

¿Cómo logras pasar de los vicios a la paz interna?

LR: Yo viví una etapa de alcoholismo muy fuerte, llevo 60 kilos abajo, hoy sólo bebo con la familia pero jamás trabajando y jamás pasando del límite, llegué a ese punto con mucho valor, lo más difícil es ver para adentro, duele mucho, y sólo no pude empecé con ayuda, me quise rajar muchas veces, pero tenía un sueño… ¡No hay personas sin miedos pero hasta que no los tiras no te puedes entregar!

He estado a punto de casarme tres veces y no lo he hecho por la música, con eso te digo todo, la primera vez me dijeron “O la música o yo”, y le dije: “me enamoré primero de la música que de ti”, la segunda fue un engaño muy fuerte en la etapa en que falleció mi padre y gracias a la música y a Dios salí adelante, yo ya venía de dejar ese pasado tan fuerte y la tercera no se concluyó por los viajes, los compromisos…

De las cinco producciones discográficas que respaldan tu carrera, dame un frase un adjetivo para cada una:

1: Maestro: El inicio
2: Sigo siendo Yo : Me costó mucho trabajo
3: Debo Seguir : Aferrarme a mi proyecto
4: Piporreando: Homenaje y cuestionarme si valoraban mi trabajo
5: Raíces: Orgullo y Plenitud

Ingrid Lazper / Conductora
TV AZTECA / MVS TV
Top Ten / Tu Casa TV / Archivo Grupero (TV)
Columnista Soy Grupero (REVISTA)
Columnista SAPS Grupero (La Revista Digital)
Colaboradora Radio Notas, Monitor Latino (PLATAFORMA DIGITAL)
y LA Z Las Grandes de La Z (RADIO)
Twitter @lazperingrid

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*