Lady Buchona presenta: Alan Pineda, ¿Prometido de Lady Buchona?

0

Por Lady Buchona Alan Pineda

¿Qué alboroto traen conmigo? *pas pas* (sonido de pistola) ¿Cómo les está calando? ¡En el negocio de grandes la buchona está rifando AJAJAAAAAY! Plebones saquen las bucanas, destapen los botes y prendan el carbón para la carnita asada porque ¡si se vaser! nomás porque acaba de llegar su mera mera, Lady Buchona.

Que ni les extrañe el intro porque ando bien picada con la “Mariposa De Barrio” de ahora en adelante soy su Gran Buchona, decreto real.

Mijos, ¿se acuerdan que les dije que no había nacido el pelado que se le ocurriera ser la horma de mi zapato? pues como dice la Doña Concha “cae más rápido un hablador que un cojo” y anda que por bocona que me topo con la horma de mis Louboutin, sigo sin poder creerlo plebes, eso nunca me sucede…

Pues hagan de cuenta que eran las diez de la noche, piloteaba mi nave… no se crean, no soy mi compa el Arjona, pedí el Uber porque la hummer no circulaba y no había llevado la Rolls Royce, estaba sucia. Iba justamente para ver a La Barbie, tenía rato de no echar el mitote alegre con mi comadre, justo cuando llegué me dijo “¡Buchona, AGUAS! no sabes, real no sabes lo que está a punto de suceder… o sea, tipo que el dude que te voy a presentar esta de lo más cute y juro que de este sale el verdadero rey de tu corazón”.

Alan Pineda

y pensé “achis, pss ni que fuera el Maicol Cors, a ese ni Channel lo saca del trono real” y la verdad es que si me dio curiosidad conocer al mentado ese que según la güera me iba a robar el corazón. Alan Pineda.

Buchis, te presento a Alan” me dijo la güera toda emocionada; no estoy segura si me atropelló una trocona, me dieron un bazucazo o que chinteguas pero cuando vi ese plebecito de ojitos chulos sentí como que mi alma se salió sin permiso de mi cuerpo y volviera en un segundo, solo pensé “quieeeta potranca! ohh ohh” me toma de la mano, me da un beso y me dice “mucho gusto, mi Lady soy Alan, Alan Pineda. Me hizo sentir lo mismo que solo las rebajas de la temporada de invierno me hacen sentir, mi corazón se detuvo, me invitó una Bucanas master y nos fuimos a platicar apartaditos, más en privado. Alan Pineda

Fíjense que no les había querido conseguir rey porque tiene que cumplir ciertos requisitos: que sea más culichi que unos burritos de chilorio con cebada bien fría, de ojitos bonitos y desde luego ¡que cante! Que haga algo el plebe no nomás ahí que sea un bulto… pues Alan, ni más ni menos y no sólo eso, es un luchón, justo como lo andaba buscando. Lady Buchona

La noche fue avanzando y al calor de las bucanas pues un beso, luego otro, luego nos echamos unos elotes porque teníamos hambre y luego regresamos a la bucanas, en esas que saca su guitarra y me dice “mi Lady, esto nunca me había pasado antes, permítame interpretarle una canción que comienza a brotar de mi alma”; – «pos dele” le dije y comenzó a cantarme algo que decía “Cómo no te voy a amar, si me das mucho más de lo que había soñado y si tuviera que elegir un día otra vez te amaría con los ojos cerrados…” mi corazón ya se imaginaran, pero ante todo la seriedad porque soy una mujer de negocios también, no doy paso sin huarache y me conocen, no me enamoro así nomás porque sí, bueno, a veces, pero no siempre…

Fue ahí entre Bucanas y elotes con chilito del que pica que nació el tema que hoy escuchan en la radio “Con Los Ojos Cerrados”.

Pronto estaremos organizando la boda real mis plebones, todos mis súbditos están invitados, ya saben, lleven sus respectivos botes pa’ que se descontrole machín. Alan Pineda

Mugre cupido ‘ora si me flecho con este muchacho, ando atarantada tanto que ni les reclamé que no me escriben, los perdono, no les impondré más impuestos por este mes.

Recuerden que no hace falta parecer buena persona, hay que serlo.
¡Fierro plebones!

Director Editorial en SAPS Grupero, La Revista Digital y La Gorda Magazine. Comunicólogo con más de 17 años de experiencia en medios: redacción, producción y conducción.

Deja una respuesta