Marc Anthony entregó su talento en el Auditorio Nacional

0
 Marc Anthony entregó su talento en el Auditorio Nacional
Marc Anthony entregó su talento en el Auditorio Nacional

Marc Anthony entregó su talento, la potencia de su voz y su salsa en un concierto de casi dos horas ante un Auditorio Nacional que lució prácticamente lleno y en el que recordó sus inicios con la música mexicana, así como sus éxitos.

A las 20:45 horas una orquesta sacudió el recinto y el intérprete, con lentes oscuros, jeans y un saco azul marino, alzó su voz al ritmo de «Valió La Pena», con el que llenó de sabor el «Coloso de Reforma».

«¿Dónde está mi gente?» preguntó el productor de origen puertorriqueño que se hizo acompañar de alrededor de 15 músicos y coristas, además de una gran producción con pantallas y luces con las que amenizó los pasos de baile y gestos de alegría en el escenario.

El sonido del piano puso fin a la breve oscuridad con la letra de «Y Hubo Alguien», interpretada con entrega por el cantante que fue foco de atención de celulares mientras su voz interactuaba con el público que no se cansó de ofrecer gritos y aplausos.

Intercambiando pasos por maniobras para dirigir a su orquesta, el músico, ya sin gafas oscuras, se daba espacios en entre cada canción para volver a hacer declaraciones cantadas que parecían por momentos súplicas que se elevaban más allá de su delgada figura.

Los asistentes disfrutaron de temas como «Hasta Ayer», en el que las trompetas hicieron más profundo el mensaje de la canción aderezada con las notas de un violín al que Anthony le exigió furia y sabor mientras sus pies se movían.

«Buenas noches, que rico, muchas gracias por darme la oportunidad de estar esta noche con ustedes. Siento la energía de este lado… Esto se llama salsa y la salsa se baila, se goza, eso de estar sentado… Vamos calentando… esta noche vamos a cantar un poquito de todo», dijo el ganador de premios Grammy.

«La mayoría de mis canciones empiezan como baladas pero luego entra el mambo, el swing… Eso de estar sentado», señaló el artista alentando a la audiencia.

«Esta próxima canción es una de mis favoritas, cántenla conmigo», pidió Marc Anthony para iniciar «Flor pálida», tema que antecedió a «Contra la corriente».

El americano que se dirigió en todo momento a su público y que incluso besó la mano de varias fans cercanas al estrado también se mezcló entre sus músicos sin dejar de bailar.

Incluso tomó las baquetas para tocar una batería de tonos dorados, para luego aplaudir el trabajo del baterista que lo acompañó y que hizo vibrar su instrumento ante los aplausos de los presentes.

El sentimiento de amor y desamor se hizo latente al retomar temas como «Abrázame muy fuerte» de Juan Gabriel o el éxito «Ahora Quién», con los que el público se estremeció sin descanso pues a estas coplas le siguieron las de «¿Y cómo es él?», con las que la gente entregó su dolor para curarse con la música.

«Me curé. No se si entienden lo que significa para nosotros acá arriba cuando nos devuelven la energía. Una noche de sueños. Viene la rumba ¿me siguen?», llamó el ícono latino.

Enseguida sacó su voz entre la sonrisa blanca con la que cantó «Volar entre tus brazos», como una declaración de amor hecha con sabor de salsa melancólica y deliciosa al mismo tiempo.

«Qué rico, qué bendición, muchas gracias», expresó el artista quien habló de su nacimiento un 16 de septiembre, sus inicios en la música al lado de su padre y cercano a la música mexicana, así como su nombre artístico derivado de Marco Antonio Muñiz.

«Me crié con la música mexicana y luego cantando en inglés y de pronto una amiga mía me puso esta canción y recordé la magia de México y decidí cantar en español, gracias a un gran compositor: Juan Gabriel.

«Si conocen esta canción, cántenla conmigo», convocó el intérprete para entregarse con maestría con la interpretación de «Hasta que te conocí», cuyas notas extendió con el talento de su voz y, luego, con el ritmo de su salsa.

«¿Qué Precio Tiene El Cielo?» y «Te Conozco Bien» fueron las piezas musicales que siguieron en el repertorio, pero también hubo invitados como Gente de Zona con quien interpretó «La Gozadera».

«Esta canción es muy importante y se la voy a dedicar a cada uno de ustedes, así que cuando diga ‘ mi gente’ quiero oírlos bien fuerte», pidió el cantante quien sostuvo una bandera mexicana en sus manos y siguió invitando al público a ser parte de su coro y moverse al ritmo de las percusiones.

«Que Dios me los bendiga. Que viva México. Hasta muy pronto si Dios quiere», exclamó el multipremiado artista antes de desaparecer del escenario en el que se dibujaron las banderas de Puerto Rico y México en medio de la llamada de «Otra, otra», justo al cumplirse hora y media de concierto.

Sin hacerse esperar ni dos minutos, Marc Anthony regresó al estrado en medio de aplausos para volver a liderar a su audiencia para entonar «Tu Amor Me Hace Bien» y culminar la fiesta con la emoción a tope de «Vivir Mi Vida».

«Muchas gracias, que Dios los bendiga, hasta muy pronto, que bellos son», dijo entre la alegre música.

Por:Notimex

Estudios de publicidad y especializada en periodismo digital. Experiencia en la creación de nuevos medios digitales, creación de estrategias y programas radiales así como proyectos especiales de comunicación. Proactiva, veraz, justa con amplio sentido crítico. Soy una mujer tenaz, fuerte, independiente, sensible, soñadora y enamorada.

Deja una respuesta