Ingrid Lazper presenta: Tumbas con Tronos Vacios en “La Esencia Detrás de La Estrella”

Ingrid Lazper

Por: Ingrid Lazper

“LA MUERTE ES LA ÚNICA CERTEZA DE LA VIDA” ES POR ELLO QUE EL TIEMPO QUE NOS EXTIENDE COMO PRÉSTAMO SERÁ NUESTRO LEGADO, LO QUE HARÁ QUE NUESTRO PASO POR ESOS SENDEROS ANIDE EN ALGÚN RECUERDO O SE VAYA DESVANECIENDO CON LOS AÑOS… MI RAZA LECTORA HE DECIDIDO QUE ESTE DÍA DEDICADO EN NUESTRO MÉXICO A LOS “FIELES DIFUNTOS” ESTA COLUMNA “LA ESENCIA DETRÁS DE LA ESTRELLA” VAYA DIRIGIDA A AQUELLOS “DIFUNTOS QUE SIENDO “FIELES” A SU PASIÓN” TIENEN UN COMÚN DENOMINADOR: HAN DEJADO “TUMBAS CON TRONOS VACÍOS”…

SelenaIniciaré con el que considero el caso más notable, 1995 marcó en la Música Regional Mexicana y el Tex-Mex un parteaguas, la considerada promesa del “crossover”, “Selena Quintanilla”, se despedía de un mundo terrenal donde habitaban fanáticos que ansiaban dos cosas: la primera una fresca propuesta que ligara a la raza entre la frontera norte y sur, a los hispanos de la Unión Americana con nuestro México ávido de una estrella con juventud y talento que llevará en alto el nombre de ambos territorios; y la segunda, que este fenómeno fuera a cargo de una fémina, algo impensable en aquellos ayeres, existían claro, mujeres dentro de la música ranchera como Lola Beltrán que habían dejado una huella imborrable pero no existía nadie como Selena.

Al morir la sucesión parecía indudable, surgiendo incluso un álbum compilatorio titulado “LAS REINAS DEL PUEBLO», las comparaciones no se hicieron esperar con quien en mi opinión, si su camino hubiera estado libre de obstáculos tanto legales como personales, y con el respaldo de la gente correcta, habría ocupado aquel sitio a largo plazo”: me refiero a Graciela Beltrán, la famosa “Pochita de Sinaloa” que desde niña demostraba poseer un gran talento vocal, un perfil encaminado a nuestra música mexicana, sin duda una promesa latente, pero repito, el destino de Graciela no fue sencillo y la lucha continúa… Por otro lado era en ese mismo año que surgía en la escena musical un grupo con una “front woman” con carácter, belleza y poder vocal “Límite”, pero Alicia Villarreal apenas iniciaría su propio andar, ¡Selena apagaba su luz mientras Alicia comenzaba a brillar! El tiempo le dio tregua y “La Güerita” siempre inspiradora hizo lo propio como “La Jefa” pero su historia era diferente pues no representaba a la comunidad migrante; lo mismo sucedió con Ana Bárbara, sus raíces eminentemente mexicanas nos hicieron más celosos de su talento, abrigada por buenos colegas compositores y un sentimiento interpretativo único, pero ambas se alzaron como reinas en circunstancias de vida y bagaje muy diferentes a las de “La Quintanilla”… es así que tuvo que pasar más de una década para un remplazo de Jenni Riveraincluso mayores alcances: “La Gran Señora Jenni Rivera”, quien compartiera con Selena: raíces, una historia, carisma, temperamento, talento… en mi opinión, “La Diva de la Banda» no sólo fue capaz de ocupar al fin este trono sino que superó y cristalizó lo que Selena dejó pendiente, convirtiéndose en la mujer más importante que ha pasado por la historia del “regionalmex”, una trayectoria de hits radiales que no sólo cruzó fronteras territoriales sino sociales, reconocida con los premios más importantes de la industria, grandes escenarios como el Nokia o el Auditorio Nacional que se rindieron ante su grandeza, una labor altruista de la mano de una carrera siempre en ascenso… la gran consentida de figuras radiales como Pepe Garza o Gabriel Roa, la líder de un matriarcado que supo conjugar un pasado de tristes recuerdos con un presente de logros y sueños, pero tristemente la vida nos arrebataría una vez más a esta tan ansiada exponente y un trágico desenlace deja vacante de nueva cuenta un puesto al que considero Diana Reyes podría aspirar caminando a paso firme y a base de mucho trabajo…

En el caso de Selena fue en parte el público y en parte el tiempo quien hizo lo propio para hablar de una nueva corona, pero ¿qué sucede cuando intereses mediáticos, económicos o incluso opiniones al aire, fuera de ayudar pueden perjudicar a una estrella naciente? Este fue el caso de dos plebes que sin desearlo fueron comparados y nombrados como sucesores de dos artistas muy queridos, por un lado Saúl El Jaguar señalado como “El sucesor de Valentín Elizalde” y por otro Ulises Quintero como “El nuevo Adán Chalino Sánchez” dos trágicas muertes dejaron al público ávido de un proyecto que diera continuidad a sus ídolos, pero en ambos casos las cosas no pintaron color de rosa, en el caso de Saúl y me consta, siempre respondió tajante al respecto tratando de crear una carrera con luz propia, sintiéndose tal vez halagado pero a la vez comprometido con una causa que no era su meta; por lo que respecta a Ulises tanto el parecido físico como un sinfín de trucos publicitarios de su entonces manager repercutieron en una serie de críticas y reacciones violentas que injustamente lo colocaban como un usurpador, siendo que Adán era en realidad un verdadero ídolo para Quintero y aunque llenó los titulares y ocupó los espacios ansiados en los tabloides de espectáculos, la crítica jamás lo dejó bien parado…

Sergio GómezPero sin duda el peor de todos los panoramas es el invadido por buitres y advenedizos que se creen con derechos de sangre o antigüedad para ocupar un sitio, tal fue el lamentable caso de K-Paz de la Sierra quien al perder a su líder, fundador y rostro: Sergio Gómez, se convirtió en un grupo rodeado de un circo de mal gusto, intrigas, mentiras y un sinfín de separaciones. Los verdaderos amigos como Humberto Durán en su momento decidieron emprender otro rumbo, pero el caso de Juan Gómez simplemente desgastó aquel sueño al ser entregado a manos de la prensa amarillista con la presentación de documentación de dudosa procedencia y validez, sepultando más que a su antecesor al proyecto entero, el éxito de K-Paz cuando queda sin su líder era inimaginable, este grupo logró brillar e impactar más allá de las críticas por los “covers”, de la insistencia en que el duranguense pasaría de moda, temas como “Mi Credo” superaron incluso versiones como la del mismísimo Pepe Aguilar, pero no sólo las circunstancias tan dolorosas en que parte de este mundo nublarían el ímpetu del grupo, el peor de los villanos se hizo presente: la avaricia. Muchos piensan que Juan Gómez quien era parte de las filas de K-Paz podría haber tenido una prerrogativa para ocupar ese lugar, pero pocos saben que ni siquiera Sergio en vida deseaba algo parecido, Juan se encargaba de asuntos menores, fue llevado a la banda con la condición de que iniciara de abajo, no poseía los talentos musicales ni vocales que tenía su hermano fallecido, nunca fue querido ni aceptado por el resto de los integrantes, sólo tenía un apellido. Este hombre insistía en que Sergio le había cedido los derechos del grupo, mi pregunta era ¿Quién haría algo así con el sueño de su vida que además rendía frutos a placer? ¡Nadie! Muchas veces de frente le cuestioné por el documento que avalara esta cesión de derechos en vida nunca vi esa prueba, más tarde llegó a mí una versión que envolvía derechos de pensión alimenticia, infidelidades, y un sinfín de dimes y diretes turbios que hoy no son ya de mi interés pues prefiero centrarme en lo que Sergio logró en vida para la escena musical, hoy poco queda de K-Paz, y lo escribo con tristeza.

Joan SebastianY llego ahora hasta este 2015, para esta humilde servidora la partida más dolorosa, la de un ídolo sin precedentes ni competencias, una vida marcada por capítulos abarrotados de historias inspiracionales, una capacidad de plasmar emociones como pocos, un hombre sin límites, guerrero, del que ya he escrito en incontables ocasiones enumerando los rasgos de su inmortalidad. Ante este trono vacío, algunos han volteado con “El Chapo de Sinaloa”, un hombre que también ha logrado hacer del jaripeo un arte de vida y un repertorio de éxitos indiscutibles, pero en mi opinión no cabe señalar como sucesor a quien tiene una propia carrera triunfante, que ha escrito su historia y tiene sueños y metas propios, y lo más importante que no es ninguna promesa en espera de demostrar alcances. Por otro lado está su hijo, José Manuel Figueroa quien en lo personal siempre me ha parecido un hombre heredero de inspiración, me acaba de sorprender con un tema presentado en Monterrey dedicado a su padre, me sorprendió en todo el proceso del adiós a Joan pues vi un Jose Manuel fuerte y con temple, y también recibí hace unos días con sorpresa el anuncio de su show ecuestre, pero ¿no sería más responsable mirarlo sin deseos de que ocupe esa corona? ¿Permitirle un camino propio y quitarle el mote de “el hijo de”? yo al menos así lo haré…

Lo que me hace cerrar con una simple reflexión, un grande como Joan Sebastian no nace dos veces, el carisma de un “Chocheman” es irremplazable, no existen dobles cuando se trata de seres humanos tan especiales que llegaron al mundo con una estrella adherida que a través de su corazón marcaron un espacio con letras imborrables. ¡VIVAN POR SIEMPRE!

Ingrid Lazper / Comunicadora Regional Mexicano
MVS TV / LATV
Conductora Tu Casa TV / Archivo Grupero
Columnista Revista Soy Grupero
Columnista SAPS Grupero
Locutora LA Z Las Grandes de La Z
Promotora Deezer México
Twitter @lazperingrid
Instagram: INGRID_LAZPER

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*