Hoy despliega sus alas en un cielo distinto… por siempre Joan Sebastian

Joan Sebastian e Ingrid Lazper

Por: Ingrid Lazper

El 13 de julio de 2015 no se olvidará jamás, marcará un antes y un después en el diario sensible de millones de almas que vibramos al unísono ante la magia, el sentir y la inspiración de quien a lo largo de 64 años de una vida intensa y siempre creativa compartió lo más sagrado que dios le brindó “el don de crear emociones” unas profundas y complejas, otras cotidianas y cercanas, algunas más versos entrelazados en himnos de amor o desamor que son ya parte de una herencia, de la herencia de que quienes veíamos en él más allá de un ídolo a un guerrero, a un eterno amante del sentir, un ejemplo de vida y valor, es imposible desentrañar a través de algunas palabras lo más profundo de un verdadero “sentimental” de un hombre que brillará siempre “más allá del sol” y que ha logrado marcar como “tatuajes” sus sentimientos y vivencias en el alma de un pueblo hoy herido que lo recuerda con amor y que sabe que esta despedida terrenal no es un adiós sino un para siempre… para siempre Joan Sebastian.

“Ese pueblo en la montaña que de luz de sol se baña cada amanecer”, adjetivos de lo más profundo de un sincero corazón de niño para su tierra natal: Juliantla, una pequeña comunidad en el estado de Guerrero, México que vio nacer el 8 de abril de 1951 a uno de los más grandes cantautores de nuestra tierra azteca y me atrevo a decir del mundo entero: José Manuel Figueroa Figueroa, siempre quiso volver, lo hizo en vida muchas veces, esta vez retorna en alma y corazón a encontrar sus raíces que hoy le despide entre suspiros, aplausos y lágrimas. Desde temprana edad trabajó duro por allá en los Llanos de San Sebastian y es por ello que decide cambiar su nombre a Juan Sebastian sumando además un toque poético por el significado que conllevan pues “Juan” representa la libertad y “Sebastian” hace referencia al amor, nada mejor para definir a quien a lo largo de su camino ha sido y será por siempre un libre amante. Cambiando más tarde por cuestiones de numerología y superstición la u por la o infinita y su admiración por Joan Manuel Serrat para firmar décadas y décadas de inspiración bajo el sello: Joan Sebastian.

Joan Sebastian

La niñez de Joan fue muy peculiar y literalmente de la mano de la fe y una vida en dios descubre su verdadera vocación, fue internado en Guanajuato donde ya mostraba talento para la poesía, regresando a su pueblo tres años después para ayudar a esa familia que humilde pero amorosa lo crío con valores como el trabajo y el esfuerzo, él se sumaba a esas labores repartiendo leche en su burrito llenándose de inspiración entre las vereda, los paisajes y la vida de campo; en esas tierras y senderos que fueron parte siempre de su alma de naturaleza ranchera, siendo por aquellas fechas que una primera guitarra llega a sus manos, cuenta la anécdota que un hombre que llegó a casa preguntando por su padre al ver el interés de aquel pequeño por su tercerola se la dejó aquella tarde despertando en “Juanito” emociones que no conocía; tiempo más tarde Don Marcos le compraría a su hijo una propia. A los 13 años el destino lo conduce a Morelos a otro colegio a puerta cerrada bajo el cuidado de los religiosos llegando incluso a la convicción de que su camino era ser sacerdote decisión que fue apoyada por su abuela más no por el resto de su familia, “nada lejano a la realidad de un hombre que dedicó su tiempo a dar fe a muchas almas”, su determinación lo llevó hasta el seminario de Cuernavaca, Morelos donde día a día escuchaba la misa y descubrió que la música era en realidad lo que llenaba sus sentidos y daba valor a su andar, y es así que con tan sólo 17 años y un sinfín de ilusiones decide comenzar su carrera en este complejo pero mágico mundo…

A la par de su búsqueda como músico y para ganar algunos centavos entra a trabajar en Oaxtepec a un famoso centro vacacional donde no perdía oportunidad de cantar ya sea con una pequeña grabadora o hasta en el micrófono de anuncios del balneario siendo un día escuchado por una mujer que le cambió la vida: la novia de México: Angélica María quien admirada del talento de aquel chiquillo decidió apoyarlo al presentarlo con gente importante de la industria, sin embargo, el destino lo llevaría a otra puerta, la última que faltaba por tocar en su incesante búsqueda por ser recibido por alguna compañía discográfica, era la de Jesús Rincón, este hombre que le dio la oportunidad de audicionar para la junta de nuevos talentos en Capitol, más tarde se convertiría no sólo en su productor sino en su entrañable amigo de vida. Relata Don Chucho que lo miró como un joven Quijote, delgado de figura pero grande en aspiraciones con su guitarra inseparable y los ojos cansados.

Joan SebastianLlegaron éxitos como “Créemelo”, comenzó a trabajar de forma profesional en algunas plazas del territorio mexicano dando incluso el salto a la unión americana donde a la vez ejerció otros trabajos como el ser vendedor de autos, comenzó a batallar al cambiar de compañía pues al parecer el éxito deseado sólo le coqueteaba pero no estaba por completo a su alcance, ahí viene en 1977 el cambio de nombre artístico y como “pata de conejo” esto le hizo mudar de suerte. Comenzaron las ventas de discos, los hits radiales, temas como “El Camino del Amor” o “Sembrador de Amor” definieron la esencia de aquel ranchero de alcances inimaginables como artista convirtiéndose en un fenómeno más allá de nuestras fronteras. Pero a la par de una incuestionable virtud para escribir e interpretar venía su alma campirana, la crianza de animales como toros y caballos que incluidos en un espectáculo lo convertirían años más tarde en el Rey del Jaripeo

Pero Joan buscaba brillar “Más Allá del Sol” siempre característica en él esa inquietud que en común tienen los genios y los ídolos, los grandes y los maestros: ¡evolucionar y mostrar diferentes matices, diversos rostros! Es así que incursiona dentro un género y otro, siendo sin duda la banda, uno de los escaparates más importantes de su carrera, sin dejar de lado las rancheras, los huapangos, los corridos y claro las románticas… orgullosamente dueño de un impecable catálogo de éxitos y una amplia discografía que rebasa los 40 inéditos: “Rumores”, “Bandido de Amores”, «Secreto de Amor”, “Más Allá del Sol” además de las compilaciones de éxitos y aquellos con géneros como el norteño y el mariachi. Pero independientemente de su valor como intérprete sus emociones han plasmado a través de su pluma y corazón las historias de vida de millones de fanáticos que quedan rendidos ante frases de incomparable sensibilidad, con dolor implícito y amor explícito y que han permeado a su vez en colegas de renombre que han pedido a Joan un trozo de esa inspiración para crear nuevos éxitos tal es el caso de aquel hombre que era objeto de su profunda admiración Vicente Fernández y su hijo Alejandro, Rocío Dúrcal, Lucero, Diego Verdaguer, Beatriz Adriana y Alberto Vázquez por mencionar algunos.

Joan SebastianUn eterno enamorado no sólo de la vida sino de las mujeres, parecía imposible pensar que alguna dama se resistiera ante esas palabras hipnóticas de un juglar moderno, pero quienes físicamente no probaron su dulzura fueron parte de sus días como musas, nunca tuvo intenciones de mostrarse al mundo con otra piel sorprendiendo al revelar que la fidelidad no era una de sus cualidades, vivió amores puros y sinceros lo mismo que sin sabores e infortunios, un caballero de aquellos a la vieja usanza detallista y soñador permanente, como padre ha demostrado una entrega sin condiciones un amor como ninguno, cómplice, amigo y ejemplo y como artista ha sido reconocido y homenajeado en diversos países y por las más altas condecoraciones y ha pisado los escenarios más exigentes y populares, con llenos totales y récords de asistencia en palenques, explanadas, foros y teatros, dando temas para telenovelas y participando también como actor en melodramas y películas como “Voy a cruzar la frontera”; “Me doy libertad de programar lo menos que pueda mi vida siempre tratando de no entorpecer los planes de otras vidas por supuesto, me encantan las sorpresas, me encanta maravillarme de lo que el universo me marque y lo vivo, vivo mi locura plenamente y eso me hace muy feliz”.

Pero la vida de Joan no ha estado exenta de lágrimas y episodios conmovedores, desde arrancar fuerzas de lo más profundo de su ser dañado por la noticia de un cáncer que atacaba lenta y sigilosamente con una tregua traicionada en tres ocasiones, hasta la repentina y trágica muerte de sus hijos Trigo y Juan Sebastian, pero la palabra guerrero siempre fue como un apellido, como un compañero que no soltó su mano jamás, ni al tener que dar la cara ante acusaciones que lo pretendían ligar con el crimen organizado como explicación de aquellas pérdidas irreparables, ni al tener que enfrentar sacrificios por esta carrera, ni al tener que renunciar al amor a cuenta de los errores, siempre fuerte, jamás vencido, llevando como aprendizaje en un bagaje de vida estos capítulos que marcaron para siempre al huracán del sur quien en alguna ocasión compartió con la prensa estas palabras: «Me atrevo a decir que todos los seres humanos tenemos la oportunidad de crecer y muchas veces los tropiezos y más grandes dolores son las lecciones más fructíferas que me ha dado la vida y he aprendido hacia donde no quiero ir y hacia donde no quiero volver».

Joan SebastianUn genio que nunca conoció las fronteras, en estos últimos años Joan sorprendió cumpliendo retos más allá de los escenarios como productor reinventado carreras como la de Diego Verdaguer quien por cierto es el único artista con el que tiene una coautoría o el caso de Vicente Fernández que rompió sus propios récords de venta con el álbum “PARA SIEMPRE”, ha cruzado la barrera del idioma con temas en otras lenguas por ejemplo con la versión en italiano de «Tú Sabes Quien» o grabando en japonés, ha sido parte de importantes campañas a nivel internacional como la de UNICEF, ganador de una quinteta de Grammys Americano y siete versiones del Latino, ha lanzado discos con éxitos y temas inéditos como «HUEVOS RANCHEROS», «LUJO» en colaboración con Lucero y su más místico álbum 13 «CELEBRANDO AL 13» con una carga cabalística y de homenaje. 13 años tenía cuando llegó una guitarra a su vida • 13 letras tiene su nombre artístico • 13 corazones tiene la guitarra que Gibson fabricó especialmente para él, 13 la suma de ocho hijos y cinco madres…

La fusión de talento también fue parte de la trayectoria impecable del poeta del pueblo ya sea de manera formal plasmándolo en discos o de manera informal pero siempre dispuesto a compartir su sentir: Lisa López, Lucero, Alberto Vázquez , Thalía, Prince Royce, Reyli y uno de los más comentados “Hey You” en inglés con el rapero Will i am quien mantenía una relación de amistad con sus hijos y tras años de buscar coincidir surge de forma libre y espontánea que podría pensarse nació ajeno al sentimiento implícito de Sebastian lo que desmintió a su muy peculiar estilo: un día llegué con mi moto frente a la cochera donde tengo un espejo grande y viéndome frente al espejo dije: “hey you on the mirror in the wall… hey tu que estás ahí en el espejo podrías escucharme finalmente?” You´ve been hurt has sido herido has sido lastimado ya es tiempo de que seas feliz»…

Lamentablemente para quienes dentro de las filas del periodismo y la comunicación nos reservamos también el derecho humildemente de levantar la mano como admiradores de esta talento natural, los últimos meses han sido notablemente desalentadores, gente cercana al cantautor motivados quizá por contagiar en él esperanza y fe respondían de manera constante que la salud de Joan Sebastian retomaba el camino, que la lucha que por casi veinte años tuvo que afrontar contra el cáncer finalmente se desvanecía, sin embargo había señales que anunciaban que la despedida se acercaba, su ausencia en el homenaje realizado por la sociedad de autores y compositores que le reconocían como “gran maestro” o la partida previa de su inseparable corcel “su padrino” que hoy sabemos tomó la delantera para preparar el camino de su amo, de su amigo… sometido a múltiples métodos con la esperanza firme siempre de dejar de lado la agonía vivió sus últimas días en lucha, pero en paz… hoy Joan llega con esas inmensas alas a un cielo diferente, se ha reunido con sus hijos, con su entrañable ídolo de ídolos José Alfredo Jiménez, con su Dios, acompañado siempre de su sonrisa y su pasión… Descanse en paz, Joan Sebastian.

Ingrid Lazper / Comunicadora Regional Mexicano
MVS TV / LATV
Conductora Tu Casa TV / Archivo Grupero
Columnista Revista Soy Grupero
Columnista SAPS Grupero
Locutora LA Z Las Grandes de La Z
Promotora Deezer México
Twitter @lazperingrid
Instagram: INGRID_LAZPER

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*