Fidel Rueda se confiesa y revela que estuvo a punto de olvidarse de la música

0

Hace un tiempo, la carrera de Fidel Rueda pasó por un bache y se estancó debido a la falta de apoyo de las anteriores compañías disqueras. Para su suerte, desde hace cuatro meses su carrera dio un giro positivo al firmar con RB Music, desde ese momento empezó a avanzar nuevamente, tan es así que hoy presenta su segundo sencillo “Se Cotiza Bien”, que forma parte del disco del mismo nombre.

“El tema es de mi compa Chente ‘El Travieso de la Sierra’, llevo un mes de promoción y gracias al apoyo de la gente el sencillo y el video que ya también está y que grabé en Guadalajara han sido muy bien aceptados, cada día tengo más trabajo con el favor de Dios, en todo México y Estados Unidos, gracias también a la disquera en la que estoy”, aseveró en entrevista exclusiva para SAPS Grupero, La Revista Digital.

Fidel Rueda
Foto: Alan Reynoso

Cansado de promesas por parte de otras compañías que solo le vendían espejitos así como de la falta de interés en él por parte de estas, el cantante confesó los motivos y el por qué confió en la compañía de Ricardo Bobadilla, uno de esos motivos fue el mismo Pancho Barraza: “El señor ya no se escuchaba para nada. Estamos en la misma compañía y al ver su evolución volteé a RB Music, escuché que Ricardo quería platicar conmigo y que decía si Fidel se dejara manejar por nosotros, lo levantamos otra vez, vi lo que hicieron con Pancho y dije de aquí soy. Yo venía de tres disqueras que no cumplían, yo traía muchas ganas de trabajar y de echarle chingadazos y no pasaba nada, la siguiente fue lo mismo, hasta que conocí a Ricardo Bobadilla, una excelente persona, transparente, derecha y la historia cambió”.

La situación que vivió antes de retomar el curso normal de su carrera como cantante, le hizo recordar cuando empezó su andar en el Regional Mexicano: “Nunca pensé ser cantante, siempre quise tocar el acordeón, lo de la cantada se me fue dando porque en las agrupaciones que formé me aventaba una cancioncita para calarle, cantaba canciones de Los Tucanes, cumbiecitas y una que otra baladita, la reacción de la gente era positiva, si fuera lo contrario nomás iba a tocar el acordeón o a chiflar (jajaja) así y me solté a cantar, si no me hubiera dado cuenta de lo que transmitía, no lo hubiera hecho”.

Pero también Fidel Rueda recordó cuando estuvo de dejar en el olvido lo que más ama, la música, así nos lo compartió: “Con Los Buitres, ya había hecho tres discos, me separé de los plebes y no sabía que rumbo agarrar, ya no quería formar otro grupo y no sabía para donde hacerme hasta que surgió la idea del Norteño Banda, en una fiesta privada, llegué con mi acordeón y estaba la banda, me puse de acuerdo con ellos y ahí se dio la fusión con la tuba. Tiempo después, yo estaba decidido a grabar mi disco como solista, si pegaba que bueno y si no me retiraba para siempre pues estaba decepcionado de la música busco otra cosa”.

“En ese momento no tenía bien en claro que iba a hacer, estudié licenciatura en derecho, quizá retomaría la abogacía, pero veía a mucha gente que se titulaba y no más no hallaban trabajo, vendían tacos o estaban en la calle sin chamba; yo con el grupo ganaba mi feriecita, porque nos empezaba a ir bien, pero pues no se dieron las cosas y me abrí”, nos resultó con nostalgia el creador de otro estilo llamado La Chirribanda.

La determinación de Fidel Rueda pudo más que sus dudas, por lo que decidió hacer algo para que la gente creyera en el de manera solitaria: “Me fui al malecón a repartir los discos de mano en mano y puse mi número de teléfono para contrataciones, a los dos meses me empezaron a buscar para contratarme, yo cobraba 50 mil pesos y me pagaban la presentación, fue exageradamente rápido, de ahí le puse fe al proyecto, pedí a Dios que me ayudara pues era mi última carta y me escuchó”.

Esa gran lección que le dio la vida, lo impulsa cada día para seguir creando música, creando éxitos, pero como a todo ser humano a veces el día a día pesa y veces cuando siente que no da más, él mismo se impulsa: “Cuando ando cansado o tengo flojera de hacer promoción o presentarme en algún lugar por la carga de trabajo que hay, me acuerdo lo que viví y de lo que quería y me digo ni madres cabrón, échele y vamos por un objetivo, hay metas y faltan cosas por hacer, podemos dar mucho más y llegar mucho más alto de donde hemos llegado a echarle todos los kilos hasta que diga hasta aquí quería llegar, ya me siento pleno”.

Dentro de esas metas de Fidel Rueda, se encuentra El Coloso de Reforma, escenario que ya han pisado muchos gruperos y al que quiere llegar por méritos propios: “Quiero llenar el Auditorio Nacional pero no con boletos gratis, que se vea que de verdad la gente quiere ir a verme, sé que tengo catálogo y éxitos, sé que puedo estar ahí, sé que tengo lo que le llaman Ángel, sé que transmito con mi persona y con mi música pero falta recalcarle bien mi concepto a la gente y sienta mi vibra. Cuando mi música se escuche en las camionetas, en las calles, me daré cuenta de que ya volví a sonar, porque se puede sonar en la radio por la payola, pero eso no quiere decir que sea un éxito”.

Fidel Rueda se siente muy optimista por el futuro, eso sí no baja la guardia ni se confía, sino que sigue trabajando todos los días para seguir consagrándose: “Ando contento, todo fluye, la disquera está haciendo su trabajo, yo estoy haciendo el mío, ahí vamos de la mano, vienen cosas grandes con la ayuda de Dios”.

El lado humano de Fidel Rueda
Ya más en confianza, el cantante también compartió con nosotros lo que hace cuando cuelga el traje del artista: “Cuando no trabajo me gusta estar en casa, ver películas, salir a comer, vacacionar con la familia, estar tranquilo busco estar en paz”.

De sus series favoritas nos dijo que le gustan las de narcotraficantes, aunque las ve jamás haría un narco corridos: “Vi la serie del Chapo y me aventé la del JJ., hay mucho material pero no lejos de componer algo, me ha servido para reflexionar, hacer consciencia y ver como acaba esa, yo no me meto en eso estoy muy a gusto con lo que traigo y me ha ido muy bien, mientas no haya necesidad, no lo haré”.

Otra de las facetas que disfruta más es la de papá, Fidel Rueda tiene cuatro hijos, pero cómo se considera cómo padre y cuáles han sido los momentos más duros para él, aquí nos lo dice: “Soy un buen padre, estoy al pendiente de ellos, que nos les falté nada, soy bien alcahuete y consentidor, me hacen como quieren. Disfruto mucho cuando estoy a su lado, no soy estricto, tardo en verlos como para estar regañándolos, mejor disfruto lo que hacen pues me perdí tres partos con el último si estuve en los anteriores no, eso me pesa mucho”.

Finalmente, el padre del Norteño Banda nos dijo a quién de sus hijos en un futuro sería su heredero musical: “El más chiquillo toca la batería chiquita, se la pasa pegándole, le compré un tecladito chiquito también, a veces me pongo a ensayar con el acordeón en la casa y solo quiere estar picándole, le llama la atención, trae bien arraigada la música, a los otros no les llama tanto la atención”.

Síguelo en redes sociales

Facebook: Fidel Rueda
Twitter: @Cfidelrueda
Instagram: @fidelruedaoficial
Web: www.fidelrueda.com.mx

Y recuerda: ¡Si no está en SAPS Grupero… seguro no ha sucedido!

Por: Miguel Escobedo / SAPS Grupero
Fotos: Alan Reynoso / SAPS Grupero

Director Editorial en SAPS Grupero, La Revista Digital, comunicólogo con más de 15 años de experiencia en medios: redacción, producción y conducción. Apasionado del deporte nuestro, la charrería y orgulloso formar parte de SAPS.

Deja una respuesta