Un palomazo histórico en el Domo Care

0

El pasado jueves 30 de mayo de 2018, el Domo Care fue el lugar indicado para reunir a grandes leyendas de la música norteña por primera ocasión.

Los encargados de iniciar la gran noche fueron Los Cardenales de Nuevo León, quienes de inmediato contagiaron al público con sus temas “Quiero Que Sepas”, “Belleza de Cantina”, “Que Nadie Sepa” y “Vestido Blanco”, donde pusieron a bailar a los asistentes.

Después llegó al redondel del Domo Care, Eliseo Robles y Sus Bárbaros del Norte con éxitos como: “A Mí Que Me Lleve El Diablo”, “Que No Se Entere”, “Chaparra De Mi Amor”, “Hay Unos Ojos”, tema que causó euforia entre el público presente.

La noche apenas comenzaba cuando salen al escenario Los Cadetes de Linares de Rosendo Cantú con su “Prenda Querida”, “Una Página Más” y el corrido de “Lamberto Quintero”.

Era el turno de Lalo Mora, que inició su presentación con el “Corrido de Monterrey”, “Mi Casa Nueva”“Eslabón Por Eslabón”, “Laurita Garza”, “Para Ti Mi Amor” y “Aviéntame”.

El momento esperado por los más de 6 mil personas que se dieron cita para presenciar el histórico evento con los cuatro más grandes exponentes de la música norteña iniciaba con “Ingrato Amor”, “Mi Casa Nueva”, “Mi Tesoro”, entre muchos otros más mientras los regiomontanos ovacionaban y cantaban a una sola voz y con sus celulares grababan este importante suceso.

Por primera vez en la historia pudimos disfrutar juntos en un mismo escenario a grandes íconos de la música norteña, complaciendo a su público con canciones que han dejado huella generación tras generación.

Una noche histórica fue la que se vivió el pasado jueves 30 de mayo en el recinto de Guadalupe, esperemos seguirlo disfrutando en las siguientes temporadas del Domo Care.

Y recuerda: ¡Si no está en SAPS Grupero… seguro no ha sucedido!

Por: Vero Pesina / SAPS Grupero
Fotografía: Samantha Medina

Con orgullo edito, redacto y creo noticias e información sobre el género Regional Mexicano en SAPS Grupero, La Revista Digital. Hay quienes hacen música y la interpretan; yo solo escribo para ella. Ya lo dijo Octavio Paz: "Escribo para que la muerte no tenga la última palabra".

Deja una respuesta